El Caga Tió, una tradición catalanaCaga Tió. Tradició catalana

El día de Navidad, en casi todos los hogares catalanes, continúa la tradición y las niñas y los niños hacen “cagar” el Tió, un trozo de tronco de árbol que, al golpearlo con palos, arroja golosinas y juguetes. El Tió era originariamente un tronco que se quemaba en la chimenea de las casas y regalaba calor, luz y, simbólicamente, todo lo necesario para la celebración (los dulces). Su nombre proviene del latín titio: tizón, tea, antorcha.

Para conocer algo más de esta tradición, presentamos un extracto del “Costumari Català” de Joan Amades:

Después de cenar, en las casas donde había niños solían hacer cagar el tió. Esta ceremonia antes estaba muy arraigada y formaba parte de la liturgia casera popular de esta noche. Se hacía, en la medida de lo posible, en la cocina y cerca del fuego. Si esto no era posible, se hacía en el comedor, considerado así como una extensión de la cocina. Se situaba un tronco en diagonal, sostenido por un extremo encima de la chimenea, de los fogones, de una silla o de algún otro punto elevado del suelo, mientras que el otro extremo tocaba en el suelo. Los niños, con bastones lo golpeaban, mientras cantaban una canción, de la que se conocen una cantidad de variantes, de las cuales la expresión más simple es la que dice sencillamente:

Caga Tió,
si no te daré
un golpe de bastón

Para que no se enfriara y no se pusiera enfermo, lo abrigaban muy bien con una manta, la cual servía para poder esconder debajo aquello que tenía que sacar. Para que la evacuación fuera más abundante, antes de empezar a golpearlo, el cabeza de familia lo rociaba con un poco de vino blanco, como si lo bautizara. Así mismo antes de empezar, se hacía ir los niños a decir tres padrenuestros ante la imagen, y en las casas humildes que no tenían, ante alguna estampa de las que adornaban las paredes, fuera de la cocina. Mientras los niños rezaban, los grandes escondían bajo la manta las golosinas y los regalos que ya tenían preparados y a mano. Después de cada tanda de golpes de bastón y por consiguiente de cada evacuación, había que volver a rezar, para dar lugar a poder preparar los presentes debajo la manta.”

Cagatió

Todavía podemos encontrar casas en los pueblos en las que el Tió es un gran tronco que se pone a quemar al fuego en el suelo unos días antes de Navidad.

A partir de esta forma más primitiva el Tió evoluciona. El Tió es un tronco, elegido por las niñas y los niños, que mágicamente se convierte en un ser al que hay que alimentar, cuanto más mejor (con restos de frutas, cáscaras o, incluso, con lo que ha ido sobrando de los platos) porque así será más generoso. Vive durante unos días en la cocina de la casa y da sus regalos por Navidad, después, se quema.

Esta característica de animal fantástico se refuerza añadiendo al tronco unas patas y, aprovechando la forma de la madera, se dibuja la cara, se le pone una lengua y una barretina. Y así encontramos el Tió tal como lo conocemos ahora.

Cagatió

La costumbre presenta muchas variedades dependiendo de la comarca catalana. Para empezar, observamos que no en todas partes se hace en el mismo momento. En algunos lugares es en la vigilia de Navidad, antes de cenar, cuando se le hace “cagar”; en otros, se hace volviendo de la Misa del Gallo, pero lo más frecuente es hacerlo la mañana de Navidad, ya que el tió “cagará” los barquillos y los turrones que se comerán en los postres.

El tió ha conservado todo su ritual tradicional. Hacer “cagar” el tió es una ceremonia familiar o de pequeña comunidad (escuela, grupo de amigos), que consiste en el canto de una o más canciones características para acabar finalmente golpeando el tronco con fuerza.

Os hemos traducido al castellano un par de canciones que acompañan la ceremonia:

Caga tió,
almendras y turrón
no cagues arengues
que son salados
caga turrones
que son más buenos
Caga tió,
almendras y turrón
si no quieres cagar
te daré un golpe de bastón.

Caga tió,
tió de Navidad;
pondremos el cerdo en sal,
la gallina en la amasadera
y el pollino encima del pino.
Toca, toca, Valentí;
ahora pasan bueyes y vacas
y gallinas con zapatos
y capones con zapatones
María hace turrones,
el vicario los ha probado,
dice que son un poco salados;
Marieta pon azúcar,
Marieta pon miel,
que tendrán bastante dulzor.

Por Olga VivesEn quasi totes les llars catalanes, el dia de Nadal, la canalla fa cagar el tió, un tros de tronc que a  força de garrotades, surten llaminadures i joguines.

Per veure d’on ve aquesta tradició, agafem un extracte del Costumari Català d’en Joan Amades.

En havent sopat, a les cases on hi havia mainada solien fer cagar el tió. Aquesta cerimònia havia estat abans molt arrelada i formava part de la litúrgia casolana popular d’aquesta nit. Es feia, per mica que pogués ésser, a la cuina i vora del foc. Si això no era viable, es feia al menjador, considerat així com una extensió de la cuina. Hom situava un tronc en diagonal, sostingut per un cap damunt de la llar, dels fogons, d’una cadira o d’algun altre punt elevat del sòl, mentre que per l’altre cap tocava a terra. La mainada, proveïda de bastons, el copejava i bastonejava furiosament, mentre cantava una cançó, de què coneixem una profusió de variants, de les quals l’expressió més simple és la que diu, senzillament:

Caga, tió;
si no et dono
un cop de bastó

Per tal que no es refredés i no es posés malalt, se l’abrigava ben bé amb una flassada, la qual servia ensems per a poder amagar sota seu allò que hi havia de treure.
Per tal que l’evacuació fos més abundant, abans de començar a copejar-lo, el cap de casa el ruixava amb una mica de vi blanc, com si el bategés.
Així mateix abans de començar, hom feia anar els infants a dir tres parenostres davant de la imatge de l’escaparata del damunt de la calaixera, i en les cases humils que no en tenien, davant d’alguna estampa de les que adornaven les parets d’alguna cambra, fora de la cuina o de la llar. Mentre els infants resaven, els grans amagaven sota la flassada les llepolies i els enganyalls que ja tenien preparats i a mà. Després de cada tanda de bastonades i de cada consegüent evacuació,calia tornar a resar, per tal de donar lloc a poder preparar el present sota la flasada

Cagatió

Encara podem trobar, als pobles, cases en les quals el tió és un gran tronc que es posa a cremar al foc a terra, uns dies abans de Nadal.
A partir d’aquesta forma més primitiva el tió evoluciona. El tió és un tronc, triat pels nens, que esdevé màgicament un ésser que s’ha d’alimentar i que viu durant uns dies a la cuina de la casa, que dóna els seus regals per Nadal i que després es crema. Ben aviat, aquesta característica d’animal fantàstic es reforça a partir d’afegir al tronc unes potes, aprofitant la forma de la fusta es dibuixa la cara, se li posa una llengua i una barretina, I així trobem el tió tal com el coneixem ara a ciutat.

Cagatió

El costum presenta moltes varietats depenen de la comarca catalana, fins al punt que sembla que cada contrada i cada poble ho fan a la seva manera. Per començar observem que no a tot arreu es fa en el mateix moment. En alguns llocs és a la vigília, abans de sopar, quan se’l fa cagar; en altres es fa tornant de la Missa de Gall, però el més freqüent és fer-ho el matí de Nadal, ja que el tió cagarà les neules i els torrons que es menjaran, per postres, desprès del gran àpat.

El tió ha conservat tot un ritual tradicional. Fer cagar el tió és una cerimònia domèstica o de petita comunitat (escola, colla d’amics), que consisteix en el cant d’una o més cançons característiques per acabar finalment colpejant el tronc amb força.

Caga tió
ametlles i torró
no caguis arangades
que són salades
caga torrons
que són més bons
Caga tió
ametlles i torró
si no vols cagar
et donaré un cop de bastó
Caga tió!

Caga tió,
tió de Nadal;
posarem el porc en sal,
la gallina a la pastera
i el pollí a dalt del pi.
Toca, toca, Valentí;
ara passen bous i vaques
i gallines amb sabates
i capons amb sabatons.
La Maria fa torrons,
el vicari els ha tastat,
diu que son un poc salats;
Marieta posa-hi sucre,
Marieta posa-hi mel,
que tindran força dolçor.
Caga tió!.

Per Olga Vives

Escrito por

El autor aún no tiene información de perfil.
Related Posts

Deja un comentario

¿Quieres unirte al debate?
¡Expresa tu opinión!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *